Comunicados València

Comunicado Acdesa sobre el acuerdo UE-Turquía: El acuerdo de la verguenza

By 22/03/2016No Comments

Desde el 20 de Marzo de 2016 ha entrado en vigor el acuerdo Unión Europea –Turquía pensado para disuadir e impedir que lleguen personas a Europa procedentes de países en conflicto armado como Siria, Iraq y Afganistán y que, además, puedan ser expulsadas a Turquía si consiguen atravesar alguna de las fronteras de la Unión. Este día quedará escrito en la historia de Europa como el día de la vergüenza, en que la Unión Europea, es decir todos nosotros, en la práctica, hemos convertido en papel mojado uno de los pilares del Derecho Internacional Humanitario: la ayuda a las personas refugiadas y solicitantes de asilo.

Pedimos a nuestros representantes en el Consejo Europeo que no nos engañen presentando este acuerdo de la vergüenza como “un logro”, ya que es obvio que no ha sido pensado ni elaborado para ofrecer protección internacional a las personas refugiadas y demandantes de asilo, ni tampoco promueve ni facilita soluciones aceptables a esta crisis desde una perspectiva de solidaridad y de derechos humanos.

Desde su falso discurso, este acuerdo cruel y cínico, como ha sido definido por Médicos sin Fronteras, no garantiza la apertura de rutas legales y seguras para la huida de estas personas de los escenarios de conflicto armado, considerándolas como “inmigrantes irregulares” y no como lo que son: refugiadas; no propone medidas concretas que aseguren la desarticulación de las mafias que trafican con personas en Turquía y otros puntos del Mediterráneo; implementa medidas de acogida y asilo de dudosa moralidad y legalidad, de difícil aplicabilidad con garantías de protección de los derechos humanos, o simplemente son inadecuadas para la magnitud de los flujos de llegada. Tampoco atiende ni se preocupa de las necesidades especiales de las personas más vulnerables –niños/as, mujeres embarazadas, personas enfermas, ancianas y discapacitadas- que ya están en territorio europeo. Este acuerdo aumenta la vulnerabilidad de miles de personas que van a ser deportadas a un país como Turquía que, a todas luces, no puede garantizar que no sufran nuevas y graves violaciones de derechos humanos en su territorio, ni tampoco puede asegurar el acceso fácil y seguro de los cooperantes internacionales que ahora atienden a estas personas.

En definitiva, este acuerdo aumenta la incertidumbre, la inseguridad, la vulnerabilidad y el sufrimiento de miles de refugiados/as.

Ante el presumible agravamiento de la crisis tras la firma de este acuerdo, Acdesa se suma a las voces de denuncia e indignación que ya expresaron el pasado día 16 de Marzo en Madrid, Accem, Amnistía Internacional, Cáritas, Cear, Confer, Coordinadora de ONG para el Desarrollo, Consejo General de la Abogacía Española, Jesuitas Social, Justicia y Paz, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón, Plataforma del Tercer Sector, Red Acoge, Red solidaria de Acogida, San Carlos Borromeo, y Save the Children.

Junto a estas organizaciones y otras más, como ciudadanos y ciudadanas europeas y profesionales de la salud, queremos poner de manifiesto el profundo malestar y la inquietud que nos suscita este acuerdo UE-Turquía. Además de las cuestiones legales y morales, nos preocupa especialmente su impacto negativo a corto, medio y largo plazo, sobre la calidad de vida y la salud biopsicosocial de las personas refugiadas, en especial de los colectivos más vulnerables.

Pedimos al Gobierno en funciones de España y a los partidos políticos que presionen en la Eurocámara para que este acuerdo se derogue, y se elaboren nuevas estrategias para enfrentar esta crisis humanitaria atendiendo a criterios de dignidad, solidaridad, legalidad internacional y derechos humanos. Nuevas estrategias y acuerdos que reflejen de manera fiel las convenciones de derechos humanos que los países de la Unión tienen ratificadas y están obligados a cumplir Las noticias que llegan desde Grecia tras 24 horas de la firma del acuerdo son muy preocupantes: diversos medios de comunicación, ONG’s y cooperantes informan que se están vaciando campamentos, llevando a refugiados/as al puerto de Mitilene (Lesbos) para, presumiblemente, deportarlos, hay desplazamientos de migrantes hacia la frontera con Turquía y un gran caos organizativo. Y sobre todo más y más incertidumbre y miedo entre los refugiados/as que ya están en suelo europeo.

STOP ACUERDO DE LA VERGÜENZA UNIÓN EUROPEA-TURQUÍA.

NO EN NUESTRO NOMBRE.

¡¡ ESTA NO ES LA EUROPA QUE QUEREMOS!!